RESEÑA KING GIZZARD AND THE LIZARD WIZARD | Flying Microtonal Banana (Heavenly Recordings, 2017); “Murder of the Universe” (Triple álbum) (Heavenly Recordings, 2017); KING GIZZARD AND THE LIZARD WIZARD with MILD HIGH CLUB – Sketches of Brunswick East (Heavenly Recordings, 2017)

RESEÑA KING GIZZARD AND THE LIZARD WIZARD | Flying Microtonal Banana (Heavenly Recordings, 2017); “Murder of the Universe” (Triple álbum) (Heavenly Recordings, 2017); KING GIZZARD AND THE LIZARD WIZARD with MILD HIGH CLUB – Sketches of Brunswick East (Heavenly Recordings, 2017)
Valora nuestra página

Zumbadísimos. Así de claro empiezo. El septeto australiano está zumbadísimo para empezar por su atípica formación, compuesta por dos baterías, tres guitarras, un bajo y un multi-instrumentista (armónica, teclados…). Zumbadísimos por su sonido kraut – rock-  jazz-  psicodelia. Y zumbadísimos en su propuesta de grabar cinco discos en este 2017 que, en el mes de Septiembre en el que estamos, ya casi lo han completado, con la edición de un disco, otro triple y un álbum en conjunto con la banda Mild High Club. A saber qué sorpresas nos traerán.

Bromas aparte, con una inteligencia musical fuera de lo común. King Gizzard and The Lizard Wizard son brillantes, esquizoides, paranoides, lisérgicos, krautianos y un sinfín de adjetivos. Hiperactivos en su desarrollo como banda, no paran de girar salvo para meterse en el estudio. Thee Oh Sees o Pond pueden ser algunas de las referencias que usaríamos para encuadrarlos, si es que se puede.

Las reseñas que os presentamos pertenecen a los tres trabajos que citamos: “Flying Microtonal Banana”, el triple álbum “Murder of the Universe” y el disco grabado con la banda Mild High Club “Sketches of Brunswick East”. Sobre estos últimos, para no despistarnos mucho, comentar que se trata de una banda de Chicago que se mueve en coordenadas de pop rock psicodélico, especialmente con guiños cómplices a The Beatles, y a XTC. Os animo a que les echéis un ratito, molan mucho.

Volviendo al tema que nos atañe, intentaremos dar unos trazos sobre estos tres grandes bloques. En primer lugar, “Flying Microtonal Banana” fue para mí todo un descubrimiento. Ni recuerdo como llegué a ellos, tal vez bicheando en Spotify pero en ese mismo momento me volaron la mente por completo. El disco está grabado con afinación microtonal (en la que, por ejemplo, un Do# no es lo mismo que un Re♭, entrando en juego las cuartas de tono, como sucede en el flamenco) tanto en las guitarras como en el empleo de otros instrumentos de viento. Este sonido es capaz de transportarte a un mercado en Tánger, a un teatro de marionetas en Vietnam o alguna otra parte de Asia Menor. Escalas de tono completo, modos armónicos, melódicos… hay mil recursos que demuestran el nivel “modo Dios” que tienen y que, por primera vez, empiezo a pensar que de zumbados no tienen más que la actitud. “Rattlesnake”, “Melting” y “Open Water” son tres pepinazos que abren el disco y que, sin darse uno cuenta, le pasan 20 minutos a uno totalmente volados. Así transcurre el tiempo pista tras pista hasta que de repente, se ha acabado y no sabes qué ha pasado mientras.

El segundo y complejísimo “Murder of the Universe” es un triple álbum cuya portada parece más bien la de un grupo de Black Metal. Dentro encontramos una space – ópera con tres partes bien diferenciadas. Una primera parte donde la lisergia hipervitaminada se une a los speechs que hilan las diferentes partes de los temas y éstos entre sí. El uso del spoken word tiene un protagonismo propio y complementa al resto de la propuesta a lo largo del álbum. Es más, casi no podría entenderse el álbum sin la presencia de estas palabras.

Una vez muertos y resucitados, que así se queda uno tras la primera descarga del primer disco (con los epígrafes “A New World”, “Altered Beast”, “Altered Me” y  “Life / Death”) llegamos al segundo, menos duro y menos oscuro pero ojo, con el mismo músculo y el sonido garagero pero ofrecen la parte más lírica y más cercana a Black Sabbath. La lucha entre el bien y el mal, si es que pueden considerarse así dentro de una historia tan extravagante como la que nos presentan, con cyborgs, posesiones sedientas de sangre, universos desolados…

Cuando parece que todo va a acabar, llega una nueva dosis de nervio y cafeína que conlleva a la explosión del universo como conclusión de la historia. La ficción espacial, como mi cabeza, termina extenuada, por puro agotamiento de tantísimo estímulo recibido.

La tercera entrega del año, “Sketches of Brunswick East”, nos trae el experimento que une KG&TLW con Mild High Club. Una propuesta en clave jazzística y bossa nova con un sonido muy setentero propio de las producciones de Lee HazelwoodFrançoise Hardy y, en especial, el Tropicalismo. Nos presentan en esta ocasión 13 temas, algunos de ellos de corta duración, alcanzando el disco los 37 minutos.

Se meten de lleno en nuevos terrenos, donde exploran el Tropicalismo como fuente de inspiración, en todo un acto de valentía. Con canciones bastante amables y con una cota de experimentación bastante más comedida que en los dos trabajos anteriores, el disco es bueno y bonito, pero le falta garra. Muy… ¿cómo decirlo? ¿un pelín delicado? Incluso en los momentos más “King Gizzard” se queda en una sugerencia de que se van a arrancar pero no, se queda en eso, en una insinuación. Imagino que parte de esta impresión viene de las barbaridades que han producido y que ahora se me queda corto. Supongo que aunque es interesante ver que se mueven sobradísimos en este terreno, a este experimento free jazz –  bossa le falta algo de intensidad. Un álbum “casual”, para que nos entendamos.

A nivel técnico, encuentro la grabación impecable, al igual que la producción. Los efectos de manipulación de cinta, con cambios de pitch a modo de cambios de tonalidad son sorprendentes, muy creativos.

En líneas generales comentar que es una bocanada de aire fresco y el inicio de una fructífera colaboración entre ambas bandas. A saber qué tienen en mente…

De repente, y repasando los 3 álbumes, pienso en Tame Impala, que en su momento me parecieron incluso transgresores y ahora los veo completamente sobrepasados por KG&TLW. Como unos encantadores de serpientes, queda claro cuál es nuestro papel en esta historia: el de la serpiente, completamente hechizados.

 

¿Desayunar Marmite produce este efecto? (Por orden: 8.5/10; 8/10; 7.5/10)

 

Nacho (Erasmus Arne Saknussemm). 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *