CRÓNICA CONCIERTO OLD FISH | SALA BLANCO & NEGRO

CRÓNICA CONCIERTO OLD FISH | SALA BLANCO & NEGRO
Valora nuestra página

El jueves 17 de agosto se nos presentaba en la Sala Blanco & Negro la oportunidad de volver a disfrutar de una de las bandas que estuvo tocando el pasado año en el Festival Diáspora y que tanto revuelo causó por su formato novedoso y por su buen hacer encima de las tablas. Old Fish llegaron a El Puerto y la liaron a lo grande, en aquella y en esta ocasión.Para los que no conozcan a la formación, decir que sus integrantes no son nuevos en esto, ya que en su gran mayoría son miembros de la formación Robledos y eso ya es garantía de buen espectáculo.

Bueno, pues como decía, Basilio (guitarra y voz), Machuca (bajo y coros), Ale Robledo (batería y coros) y Daniel Barcia (vientos), faltaba en la formación el otro guitarra Gómez, no son de esos que se dedican a hacer versiones de medio pelo y que tan de moda están últimamente, sino que dan una vuelta de tuerca al asunto y fusionan grandes temas del blues y del rock con las letras de los grandes del flamenco. Empresa que a priori suena difícil de encajar, pero que cuando las interpretan hacen que todo cobre sentido. Así sobre las 23:40 se subirían al escenario “Los Pescaos Reveníos” (Old Fish) con su flamenco-blues/rock descarado y juguetón, como ellos mismos dicen en sus redes sociales, con un Basilio al que le resulta muy fácil conectar con el público y que  comenzaría a explicar un poco de qué trataba aquel proyecto, poniéndonos en situación para lo que íbamos a escuchar durante las próxima hora y cuarto.

Con una intro de flauta y un silencio sepulcral en la sala, todo empezaría a rodar con un “Si tus ojitos fueran” a lo Road Runner para inmediatamente soltar ese bombazo en modo de fusión titulado “Yo soy gitano” donde la melodía del “Broken down piece of junk” de Brian Setzer se entremezcla con la genial letra de Camarón, del que también sería la letra de “El embrujo de tus ojos” que acompañaba la música de “Are you gonna be my girl” de Jet, increible esta versión.

Las sorpresas se van sucediendo con temas como “Vidala del nombrador” del Cabrero como compañera de viaje de “Zebra” de John Butler y “All right now” de Free con letra de Pata Negra, así como el “Hard to handle” de Otis Redding y que popularizaron The Black Crowes o “Always on the run” de Lenny Kravitz con letra del reivindicativo Cabrero también.

Los temas iban pasando, mientras Basilio a la voz, alentaba al público y los incitaba para que se acercaran y se volvieran ruidosos a la vez que participativos, pues la noche invitaba a disfrutar de un concierto íntimo.

Fueron desfilando el famoso “Baby please don´t go” de Van Morrison con letras extraidas de la Paquera de Jerez, Enrique Morente y el Cabrero para terminar con los bises   “Fire” de Jimi Hendrix al que le endorsaron letra de Camarón, Manuel Molina y Diego Carrasco y “Tobacco Road” de Eric Burdon.

Una increíble noche de jueves que dejaba a un público sorprendido por lo que habían logrado hacer mezclando estilos a priori no muy fáciles de encajar y por el sonido impecable que lograron ofrecer. Un placer poder disfrutar de musicazos como estos en las salas del Puerto.

Nos vemos la próxima!.

Por Sergio Guzmán.

 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *