CRÓNICA CONCIERTO THE BRASS BUTTONS | THE COFFEE DREAMS PUB

CRÓNICA CONCIERTO THE BRASS BUTTONS | THE COFFEE DREAMS PUB
Valora nuestra página

Por un momento, a 30 de Diciembre, la ciudad parecía la de una década atrás con tres conciertos simultáneos y para todos los gustos: el rock de Srta. Hyde en el Café – Pub Blanco y Negro, un tributo a King Crimson en la Sala Milwaukee y la presentación de “Seven Seasons”, el nuevo disco de The Brass Buttons que nos ocupa en The Coffee Dreams Pub. Esperemos que no sea un espejismo y esta situación sea de nuevo la habitual.

Lo de los portuenses The Brass Buttons es, para empezar, de valientes. Por mucho que uno juegue en casa y esté rodeado de amigos y familiares, llevar tanto tiempo sin tocar en directo y presentar de manera íntegra un nuevo disco es todo un riesgo. Sin embargo, lo hicieron y con ganas, con una primera parte en la que desgranaron los 13 temas que lo componen y una segunda en la que tocaron canciones de sus anteriores trabajos “Wet Behind The Ears” (Rock Indiana, 2008) y “S.O.S. Songs from Outer Space” (Rock Indiana, 2011). La primera impresión me llevo es que más que hablar de una evolución en el estilo, me gusta pensar que es un delicioso devaneo entre el Folk – Rock, el Power – Pop e incluso la New Wave. Cada canción mira hacia un lado, pero siempre desde su propio eje, ellos mismos. Como dijo un amigo mío, – a mi juicio acertadamente -, “es que tienen su propio estilo”.

Puede que no sean virtuosos en sus instrumentos ni tengan voces prodigiosas pero a nivel compositivo y arreglístico están a años luz de muchas bandas, cosa que ayer pudimos ver. Juegos de voces, giros inesperados, progresiones, cambios de tempo… es verdaderamente impresionante el trabajo que hay debajo. Hay varios temas que estoy deseando oír en el disco, entre otros “Xmas Cloud”, una pieza con tintes New Wave francamente sólida. En líneas generales destaca cómo transmiten el preciosismo y la artesanía de sus canciones en directo. Además de sus temas propios, presentaron dos versiones “Winterlong” de Neil Young (que irá incluida en este nuevo trabajo) y “Starlite” de Teenage Fanclub, con el que cerraron el concierto.

Lo que está claro, y este es el “pero”, es que la ejecución puede ser compleja en los directos si el sonido no acompaña y los que algunas tablas tenemos, sabemos cuánto puede dificultar la interpretación. Efectivamente, el sonido, durante parte del concierto fue un problema a tener en cuenta por parte de la sala si quiere seguir con esa variada programación que está llevando desde hace unos meses. Si se quiere ser sala de referencia, hay que contar con los medios para serlo.

Esperamos que “Seven Seasons” llegue pronto y podamos reseñarlo también en esta tribuna.

Nacho (Erasmus Arne Saknussemm).

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *