CRÓNICA CONCIERTO SNAKEYES |SALA REKOVEKO (CHICLANA DE LA FRA.)

CRÓNICA CONCIERTO SNAKEYES |SALA REKOVEKO (CHICLANA DE LA FRA.)
Valora nuestra página

En esta crónica vamos a intentar sintetizar lo ocurrido en la Sala Rekoveko de Chiclana el viernes 24 de junio de 2016 tras el concierto de SNAKEYES, una de las bandas de la provincia con más presente y futuro en el panorama nacional y, por qué no decirlo, internacional.

SNAKEYES

Y es que como hemos comentado en esta misma sección, Snakeyes parte de una base exitosa con tres ex miembros de Sphinx, el batería Carlos Delgado, el bajista Pepe Pineda y el guitarrista Justi Bala junto al excelente cantante Cosmin Aionita que cada viaje al territorio español le supone 3000 kilómetros de avión desde su Rumanía natal. Una banda cada vez más asentada y reclamada en diversos festivales de heavy metal, pues eso es lo que realizan Snakeyes, heavy metal clásico, trabajado, creado con talento e interpretado en directo con una soltura que parece fácil lo complejo de sus composiciones.

SnakeyesIniciaron repasando algunos de los temas más reconocidos de su exitoso “Ultimate sin”, en concreto los tres primeros como son “Demon in your mind”, “Denied” y “Shadow Warriors” con los que consiguieron convencer, si quedaba algún incrédulo, al público presente que se fue acercando según se iba acercando la hora de inicio, aunque el ser gratuito y en un lugar tan coqueto como el Rekoveko situado en un sitio tan magnífico como la segunda pista de La Barrosa debió ser mucho más. Calculamos que el concierto fue seguido por unas ochenta personas. Pero volvamos al directo, tras estos tres primeros temas llegaba el momento de presentarnos una de sus nuevas composiciones“Mask of reality” con el que la temperatura subió, con un Aionita magnífico con ese “torrente de voz” que algunos lo sitúan como un cruce de Rob Halford y Ripper Owens, lo cual son palabras mayores. “Blood of the dawned” y “Snake pit” ofrecían la mejor versión de una base rítmica poderosa con la pegada de Carlos Delgado y el buen hacer del bajo de seis cuerdas Yamaha de Pepe Pineda. Así que con un respetable entregado llegaba ese inicio en medio tiempo que es “The crossis a lie”, una de nuestras canciones favoritas y una versión bien ejecutada por Justi Bala del “The trooper” de Iron Maiden con su Jackson, de las dos guitarras que utilizó. Y tiene mérito, pues porSnakeyesun problema doméstico su dedo corazón destacaba con un aparatoso apósito. Más momentos de lucimiento con el solo de batería. “Black and White” dejaba paso a “Time of dismay” y “Down with the devil”, con el que parecía que finalizaban su actuación pero todavía quedaban los bises, esa antológica versión del “Metal heart” de Accept, muy celebrada y coreada por todos los presentes bajo el escenario y el tema homónimo. Una hora y cuarto de puro heavy metal, donde no se ocultan las influencias de los míticos Judas Priest y otros grupos de esa “cuerda” del metal clásico. Hay grupo para años. Esperemos que esto lo entienda el amante de este tipo de música y llene sus próximas actuaciones y así se consiga que empiece a unas horas más lógicas pues como debe la actuación de Snakeyes comenzó a las doce y veinticinco de la madrugada. Por otro lado lógico, pues a las once de la noche, hora anunciada, apenas nos encontrábamos diez personas, así que esperamos cenando en un local cercano y tomando unas cervezas en la terraza del Rekoveko, ¡tampoco es mal plan!

 

Snakeyes

Por José Luis “El Director”. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *