CRÓNICA CONCIERTO OOMPH! | SALA MARCO ALDANY (MADRID)

CRÓNICA CONCIERTO OOMPH! | SALA MARCO ALDANY (MADRID)
Valora nuestra página

En esta crónica intentaremos desgranar lo acontecido en la Sala Marco Aldany de Madrid tras el concierto perpetrado por OOMPH! el viernes 15 de abril de 2016, acompañados por los interesantes UNZUCHT.

Y es que la “Neue Deutsche Härte” (nueva dureza alemana) es un movimiento sorprendente que cantando en lengua teutona ha traspasado fronteras y merced a sus guitarras contundentes mezcladas con la música electrónica encandila a múltiples seguidores a lo largo y ancho del orbe y así no es de extrañar que RAMMSTEIN encabece una jornada del mítico Download británico o que OOMPH! (que se pronuncia algo así como “Ummf”) congregase un numeroso público en su estreno capitalino como cabeza de cartel en un local de aforo medio como la actual Marco Aldany, anteriormente Heineken y en tiempos primigenios Arena, nombres que van cambiando según los tiempos y que de un nombre normal en una discoteca paso a ser patrocinado por una marca de cerveza y ahora por una cadena de peluquerías. Así es la vida y así evoluciona.

Pero volviendo al centro de esta crónica, se demostraba que los muchos presentes en el concierto iban con la mejor de sus expectativas y no pararon de jalear y Unzuchtanimar a ambas bandas en una comunión y sintonía perfecta entre los de encima y debajo del escenario, entre los cuales reconocí a miembros de bandas tan en principio opuestas como SÔBER o SAUROM disfrutando del evento como uno más. Y la cosa empezó bien con los de Hannover UNZUCHT, grupo relativamente reciente (creado en 2009) comandado por su vocalista Daniel “Der Schulz” Schulz, un excelente “front man” en un cuarteto con guitarra de estética “punk” como Daniel De Clerq, bajo y batería y donde “echamos de menos” un sintetizador, pues estamos en contra de traer pregrabado toda la parte electrónica y más en una propuesta de “Dark Rock” como esta donde es importante ese tipo de sonido. Un debe al que hay que sumar un error en el set list, pues teniendo una versión estupenda del “Entre dos tierras” de HÉROES DEL SILENCIO mejor oportunidad no van a tener para presentarla en directo en su debut en España, supongo que hubiesen vendido bastantes más discos. Pero son errores disculpables pues en sus cuarenta y cinco minutos de actuación dejaron unas magníficas sensaciones en los ocho temas que tocaron de sus tres discos, predominando su primer trabajo titulado “Todsünde 8” del que pudimos escuchar “Deine Zeit läuft ab”, “Der letze Tanz”, el tema homónimo y “Engel der vernichtung”, es decir la mitad de su concierto, aunque comenzaron con su último LP “Venus Luzifer” del que con “Unendlich” y “Seelenblind” abrieron su actuación, a los que hay que sumar “Kettenhund” y “Nur die Ewigkeit” que demostraron que tienen todo para triunfar dentro de su estilo.

Oomph!

Tras UNZUCHT, llegaban los protagonistas de la noche; OOMPH!, que cinco minutos antes de la hora hacían su aparición por las tablas de la Marco Aldany y que durante una hora y cincuenta minutos hicieron vibrar a todo el respetable que degustó un espectáculo con una interesante puesta en escena con luces, pantallas, humo y el buen hacer sobre las tablas de un conjunto con una trayectoria de más de veinticinco años y una idea sobre el escenario muy clara, con el claro protagonismo de su vocalista y maestro de ceremonias Dero Goi y los dos guitarras Robert Flux y Andreas Crapque alternaron con el sintetizador en los temas más tecno, instrumento que se repetía tres veces pues en el resto de temas otro integrante lo tocaba, así que con ¡nada menos! que tres Korg se presentaron los de Wolsburgo, a los que hay que sumar un bajista veterano, un batería y un percusionista que daban un total de siete integrantes y que a pesar de tal cantidad de miembros, el directo sonó a la perfección, sin ningún instrumento sonando ni demasiado bajo ni alto, lo cual demuestra el perfeccionismo de OOMPH! a la hora de acometer una gira. En este caso la de su reciente álbum “XXV”, nombre también del tour y disco del que eligieron el single “Alles aus liebe” para comenzar y del que también y tan bien se pudo escuchar “Als wärs das lezte Mal”, “Jede Reise hat ein Ende”, “Jetz oder nie” y “Unter diesem Mond”. Con tres temas siguieron en importancia el anterior “Monster” con la celebradas “Labyrinth” y “Sandmann” y “Auf Kurs”y el “Glaube Liebe Tod” con las aclamadas “Träumst Du”, “Mein Schatz” y “Gott ist ein Popstar” con la que cerraron los bises, que abrieron con “Kleinstadtboy”. Un concierto solventecon un Dero Goi con su actitud demoniaca con constantes muecas y donde acabó con un disfraz con maquillaje y chistera “a caballo” entre los artistas de cabaret berlinés de los años 20 y el Barón Samedi del vudú haitiano entonando el “Dankeschön”de Bert Kaempfert como agradecimiento a un público que había coreado y botado con los temas tecno de sus inicios “Mein herz” y “Der neue Gott” o el superhit “Augen Auf!”, dentro de los 22 temas que interpretaron y que dejaron una grata “sensación de boca” y que consiguió un éxito arrollador en su visita a la capital del Reino. Fueron buenas noticias para los amantes del metal industrial, uno de esos directos para disfrutar.

Oomph!

Por José Luis “El Director”. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *