LOLATOWNFEST’15, DE SUEÑO A ÉXITO | POR BELÉN PERALTA

LOLATOWNFEST’15, DE SUEÑO A ÉXITO | POR BELÉN PERALTA
Valora nuestra página

En La Caravana del Rock desconocemos las circunstancias exactas  de la puesta en marcha de un proyecto a la vez tan ambicioso como apasionante como es el lolatownfest. Es decir, ¿qué llevó a la productora lolatown music a gestionar este evento, un festival y concurso a la vez? Se lo preguntaremos. Sí sabemos que uno de sus principales objetivos era — y sigue siéndolo— impulsar la carrera de grupos emergentes, no solo de la provincia gaditana, sino a nivel nacional e incluso internacional. El lolatownfest es una interesante catapulta para bandas que, de otra forma, quizá no se darían a conocer más allá de su círculo más cercano.

Y si a una organización mimada con cariño se le une la calidad de contenidos, de la gestión de los eventos que se pueden disfrutar, y el hecho de que se apueste por un festival sostenible y respetuoso con el medio ambiente, nos encontramos con la combinación perfecta que supone ser lolatownfest, que este año ha introducido una mejora sustancial con respecto a las otras ediciones, y es el cambio de ubicación. El Pelícano cedía el testigo este año a otro espacio: el Baluarte de la Candelaria, que es un marco perfecto por su amplitud y la existencia de las casamatas, sitios ideales para desarrollar las actividades paralelas.

DÍA 1: SWING, ROCK Y BLUES CON LES TYMPANS

Aunque lolatownfest se desarrolla en su tercera edición en un marco distinto al de los dos años anteriores, el musicafé El Pelícano, la fiesta inaugural sí Lolatown festtuvo lugar allí. Fue un estupendo punto de partida para tomar contacto con las bandas, promotores, colaboradores, voluntarios, y en definitiva para arrancar con buen pie el lolatownfest’15. Todo un acierto celebrar la fiesta en el exterior, ya que, a causa de las altas temperaturas se apetecía estar en la terracita de El Pelícano, esta vez con las mesas recogidas para que tuviéramos espacio para bailar y saltar al ritmo de los malagueños Les Tympans.

El quinteto liderado por María Esteban, preciosa vestida con la estética de los cincuenta, gustó mucho a todos los que allí estábamos, que no parábamos de mover los pies a ritmo de swing, rhythm & blues y rock clásico. La prueba de que su actuación caló con fuerza fue la insistencia con la que toda la peña pedía una y otra sin querer que el grupo se marchara del escenario. Magnífica manera de comenzar la fiesta con Les Tympans, del que en breve os hablaremos en La Caravana del Rock. Lolatownfest’15 prometía.

 DÍA 2: LA MUDANZA AL BALUARTE A RITMO DE ROCK

Como ya sabéis, criaturas caravaneras, lolatownfest no es solamente un festival de música al uso, sino que se trata también de un concurso, en el que cinco bandas seleccionadas de entre más de 150 de toda España, se batían por uno de los tres puestos de la gran final. En realidad este año hablábamos de cuatro grupos y un solista, St. Álex (Cádiz), que fue el seleccionado del lolaroad, una modalidad de presentar tu candidatura a través de tus temas grabados en el interior de un coche. Original manera de enseñar lo bien que lo sabes hacer. Por otra parte, los grupos de la semifinal fueron Rain (Madrid), Glaciar (Málaga), Betamotion (Madrid), y Smokers Die Young (Cádiz). Todos estuvieron a la altura, la verdad, pero solamente podían pasar tres.

Y a pesar del intimismo y rock-folk de St. Álex y la fuerza del british rock de los Rain, fueron Smokers Die Young, Glaciar y Betamotion los que se llevaron el gato al agua, y pasaron a la gran final del día siguiente. El broche lo pusieron los grupos invitados, nuestros queridos amigos de Homeless y Kilómetro Zero, y la electrónica de Lollypop y Mechanic People (¡nos encantó saludarte, Carlos Yáñez, qué alegría, y gracias por ese temazo, el Shout de Tears for Fears en versión electro!), que estuvieron alternando sus sesiones en el el escenario y pusieron el contrapunto a la noche. Una noche redonda, mágica, con una luna llena impresionante que iluminaba las instalaciones del Baluarte, y sin gota de viento de levante. Una noche linda, como se dice en Cádiz, en la que además todo aquel que quisiera, se podía hacer fotos en el photocall instalado al efecto, como esta que os habla:

Lolatown fest

Un photocall por cierto que, al día siguiente, debido al levante que saltó en la madrugada, no fue posible instalar. Una pena porque es algo que da mucho juego.

Y todo eso os contamos en La Caravana del Rock sin olvidarnos en este primer día de las actividades paralelas. Me resultaba curiosa la experiencia de impartir un taller de iniciación a la escritura creativa en la casamata “Léete” mientras sonaba de fondo la música en el escenario dispuesto en la explanada exterior. En la otra casamata, “Lock”, como ya te explicábamos en nuestra previa, la asociación Emergentes presentaba su proyecto de crowfdfunding para financiar “Spanish City Sound”, el documental sobre la historia del rock y pop en Cádiz, con proyección de un adelanto de dicha película.

Las barras de El Pelícano, las de cerveza y Jäggermeister ya estaban listas desde muy temprano para empezar a refrescar a los sedientos asistentes y tampoco, para los más hambrientos,  faltó la zona de restauración con un par de las preciosas food trucks Bigott (excelentes sus hamburguesas de retinto con queso viejo y rúcula, los bocadillos de lomo y pollo con bacon y las pizzas, muy jugosas). En los puestecillos instalados en el Baluarte podías adquirir camisetas o gafas de sol, además de los discos y diverso merchandising de los grupos invitados. Nos encantó el detalle de los múltiples contenedores de colores azul, amarillo y gris para que hiciéramos una división responsable de nuestros residuos. No en vano lolatownfest tiene el premio Ecoembes a la sostenibilidad.

Lolatown fest

DÍA 3: FINALÍSIMA, LETRAS, PEQUES, NUBES Y MEDUSAS

La tarde empezaba con sabor a letras en el encuentro literario con varios escritores, todos de la provincia gaditana. Emilio Debella (El viento de Buda), Eduardo Formanti (Cuentos abandonados), Darío Díaz Andreu (El lienzo de los malditos), Fran Chaparro (Historias de la niebla) y una servidora, Belén Peralta (Cerezas y guindas), fuimos los autores arropados por un público selecto decidido a escuchar de nuestras bocas la experiencia de cada uno en el mundo de las letras. Lamentar la ausencia de la autora M. Carmen Orcero (El suave olor de las magnolias), que tenía confirmada su asistencia, y nos consta que con mucha ilusión, pero que tuvo que dejar aparcada por un asunto de carácter familiar. No te preocupes, Mamen, que para otra vez será. Nos encantará que compartas mesa con nosotros.

lolatown fest

A la vez se desarrollaba una actividad que ya tuvo mucho éxito el año pasado: el taller “De mayor yo quiero ser Rockstar”. ¡Qué chulada lo que hicieron los peques con material reciclado y lo bien que se lo pasaron pintando con los dedos! El resultado fue una pancarta superchula. ¡Yo, de mayor, quiero ser un participante de este taller del lolatownfest!

Lolatown fest

Una vez que dieron las ocho y el sol no caía de forma tan implacable, dio comienzo la finalísima con las tres bandas que habían pasado la primera criba. Cada una de ellas tenía en su mano y en sus dotes artísticas la posibilidad de ser la vencedora en la III edición de lolatownfest. ¿Quién se alzaría con tal honor?

Los encargados de romper el hielo (ficticio por supuesto porque vaya calor que hacía esa tarde de domingo) fueron los gaditanos Smokers Die Young. Tres tipos con rastas tan largas como su talento. Un grunge y rock alternativo muy potente que en ciertos pasajes nos recordaba a Nirvana. Además de a esta final, Adrián, Juan Carlos y Fran acaban de pasar a la del IV Certamen Provincial de Música de San Fernando. Son unos gaditanos que están dando mucho de qué hablar y lo demostraron en esta gran final. Increíble su proyección en un año justo de existencia.

_MG_5019

El segundo grupo que pasó por el escenario del lolatownfest fue Betamotion. Nos encantaron estos madrileños que ofrecieron un pop rock elegante y con un punto de sofisticación pero a la vez repleto de fuerza. Qué buenos son y cómo engancharon con el público, ofreciendo temas propios y metiendo de vez en cuando fragmentos de grandes clásicos, algo que les hizo engancharse con el público, que les aplaudió a rabiar. Muy bien por Gerardo, Gustavo y Javi, de verdad, que, por cierto, acaban de obtener con su videoclip “Take it while you can” el premio al mejor vídeo narrativo en el Rock Hard Film Festival de Detroit. ¡Bravo por Betamotion!

Betamotion

 

Y desde Málaga llegó Glaciar como un soplo de aire fresco (y no solo por el nombre), para cerrar la sesión de finalistas. Una banda con bastante experiencia y que empezó su recorrido en 2007, y que ha conseguido ir haciéndose un hueco y lograr reconocimientos como ganar el Málaga Crea Rock 2014, ser subcampeones en el Música Más Málaga 2014, obtener una mención especial en el Young Festival, ser citados por la revista especializada Mondosonoro como una de las más destacadas bandas sureñas, o un áccesit en el Ojeando, como mejor grupo de Málaga. Cuatro chicos que ya han editado tres EP y que disfrutan (y hacen disfrutar) ofreciendo su rock y power pop con temas en español.

Glaciar

Mientras el jurado deliberaba, turno para los gerundenses Medusa Box de los que ya hemos hablado varias veces en La Caravana del Rock. Como ganadores de la edición 2014 del lolatownfest, tenían el privilegio de volver a tierras gaditanas para arrollar como las apisonadoras que son durante su actuación (Nil Bibrian incluido de pie en el taburete de la batería, o Emili Bosch tocando al más puro estilo heavy, de espaldas con la guitarra apoyada sobre los hombros). Son muy jóvenes pero no por ello faltos de experiencia y tablas. Venían por cierto de una minigira por tierras andaluzas. No sabéis cuánto nos alegramos. ¡Ah, y nos firmaron su genial disco “Pay for it”, del que hicieron todo un repaso durante su eléctrica actuación!

Medusa Box

Tras Medusa Box, pudimos disfrutar (con mayúsculas) de Ciudad Nube, la interesante banda formada hace poco tiempo pero con músicos de campanillas entre sus filas. Y ya se sabe que la experiencia es un grado. Tal y como pudisteis leer aquí, en la entrevista a Rubén de Palacio, su cabeza visible (y promotor junto a Pepe Moreno, del lolatownfest a través de la productora lolatown music), Ciudad Nube es la culminación de un proyecto que se empezó con mucha ilusión y va a más, con muchas ganas de mostrar su calidad a nivel nacional, algo que está reafirmando. Os recuerdo que Ciudad Nube es Rubén de Palacio acompañado por Antonio Martínez Ares, Fran Lozano, Bosco Prada, Ernie McGomma y Álvaro Marabot, además de los metales Javi Molina y Pablo Gago en algunos temas. La actuación en el lolatownfest se basó en los temas de su primer disco, “Ciudad Nube”, del cual tuvieron que realizar un bis debido a la insistencia del público, encantado con ellos.

Lolatown fest

Y justo antes de la sesión del esperado Raúl Cúbic (nuestro querido Martín Alonso no pudo pinchar porque se cayó del cartel al ponerse enfermo), supimos el resultado de la deliberación del jurado. Como veis, los Smokers Die Young arrasaron:

 Smokers Die Young
 Betamotion
 Glaciar MálagaY no olvidemos los premios especiales:Sintonía Cadena Ser: Smokers Die Young
No Sin Música: Smokers Die Young
Monkey Week: BetamotionCon la foto de familia tras la entrega de premios, que da derecho a actuaciones en estos festivales citados en el cuadro y colaboraciones con la Cadena SER, además de la promoción que supone ganar el lolatownfest, y antes de la sesión de Raúl Cúbic, Pepe Moreno dio las gracias en su despedida a todos los músicos, público, camareros, personal de servicio, voluntarios y colaboradores, y tuvo un emocionadísimo recuerdo para una persona muy querida de todo su entorno, y sobre todo por él, y que nos dejó hace muy pocos días. Seguro que don José estaba aplaudiendo desde el cielo, encantado de ver lo bien que había salido el lolatownfest’15.

 

Lolatown fest

UN APUNTE PERSONAL

Y ahora, para finalizar la crónica, pido permiso a mis amigos de La Caravana del Rock para exponer una reflexión en voz alta:

En lo personal, y este año como parte activa en dos de las actividades programadas, e independientemente de lo que supone como evento musical y cultural y que sigue creciendo cada año, lolatownfest’15 ha supuesto para mí un escalón más en mi bagaje vital y profesional. He conocido a gente nueva, me he reencontrado con otra a la que hacía tiempo que no veía, me he estrenado en actividades como la impartición de un taller de iniciación a la escritura creativa, y he establecido contactos para emprender futuras colaboraciones que, espero, lleguen a buen puerto: talleres y otras iniciativas que podré poner en marcha en la gestora cultural que quiero poner en marcha. Lolatownfest, además de ser un encuentro -perfectamente organizado por cierto- entre amigos y una manera de conocer grupos emergentes que luchan por un hueco en el complicado mundo del rock, ha supuesto para mí una experiencia enriquecedora e inolvidable. Una prueba: esta imagen con Juani y Karina, dos de las asistentes a mi taller de escritura:

 

Lolatown fest

En resumen: magnífica la idea de impulsar a grupos emergentes para darlos a conocer, mientras se organizan simultáneamente actividades culturales paralelas y sostenibles con el medio ambiente. Larga vida al lolatownfest, felicidades a sus promotores, Rubén de Palacio y Pepe Moreno, y adelante con la edición de 2016. Más y mejor. ¡Adiós, lolatownfest’15! ¡Hola, lolatownfest’16!

 

Lolatown fest

©Belén Peralta, 2015, para La Caravana del Rock

Fotografías propiedad de Jarrett  Abucha, Marisa Carvajal (Favole Frances), Belén Peralta y de sus autores respectivos.

 

 

Marcar como favorito enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *