RESEÑA DE MY YELLOWSTONE “TWO”

RESEÑA DE MY YELLOWSTONE “TWO”
Valora nuestra página

My Yellowstone es un proyecto de americana-folk formado por los ya veteranos y experimentados músicos sevillanos FJ Curra y Dani Kussa y que ahora vuelven con su tercer disco juntos con este “Two”.

My Yellowstone TWOLa cosa comienza bien, con un pepinazo llamado “Dance” y que justamente es lo que hace, llevarte a moverte desde el segundo uno. Un destrozacaderas en toda regla, con unos teclados matadores y una voz atronadora. El redoble de batería y el riff con el que comienza la segunda canción “Don´t Shine on me”, pronto te hacen presagiar que lo del principio no ha sido un espejismo, y efectivamente el juego de voces y esas guitarras brillantes hasta el destello y sobre todo, esa harmónica siguen haciendo que tus pies no paren de moverse.

Ryan Adams, Tom Petty o el mismo Dylan se te vienen a la mente mientras se suceden los acordes que te llevan a la siguiente canción llamada “Strings”, mucho menos frenética que las anteriores, pero con un refinado gusto tanto en los teclados como en esa acústica deliciosa. Le siguen un medio tiempo delicioso llamado “Scarecrow” y la fronteriza “Bad Story”, con una voz estremecedora y un estribillo que te rompe el alma en dos.

Te das cuenta que la influencia de Dylan no es casualidad cuando comienza “From the Neglected Building”, subiendo el tono del disco que había bajado un poco en las anteriores y que prosigue calentándose con la muy sexy y bluesy “Shot Down”, si bien todo queda en una especie de gatillazo cuando comienza la muy intimista balada “Sunshine is ill”.

En la siguiente (por fin) el disco si recupera el tono del inicio con “Street Lamps”, donde el estribillo y nuevamente, los teclados hacen que esta canción tenga un claro halo de single. Nuevamente bajamos el pistón y la preciosa balada “Brushtrokes” te hace comprender que la efervescencia del principio se ha perdido completamente y que ahora mandan más las canciones.

En un tono muy personal “The Unknown Sister” y el final “Wolf” completan un trabajo que si bien ha ido perdiendo fuerza al paso de las canciones, ha ido ganando en intensidad. Nuevamente, y como viene siendo habitual en la escena musical actual, un muy cuidado trabajo en la calidad y producción, pero que solo consigue transmitir a cuentagotas.

Por Markus Lanegan. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *