CRÓNICA CONCIERTO LOS FARELLI |SALA BLANCO & NEGRO

CRÓNICA CONCIERTO LOS FARELLI |SALA BLANCO & NEGRO
Valora nuestra página

En la excelente programación veraniega de la sala Blanco y Negro de El Puerto de Santa María, les tocaba el turno este sábado 6 de septiembre de 2014, a una de las debilidades de este modesto cronista, que por unas cosas u otras solo les hemos podido hacer una reseña anterior de sus conciertos. Se trata de Los Farelli, con su divertido rock & roll desde Sanlúcar de Barrameda.

Los Farelli

Un poco antes de las doce de la noche comenzaban su hora y veinte de actuación a ritmo de “Son negocios, solo negocios, no es nada personal”, una declaración de intenciones y un claro mensaje de lo que uno va a escuchar con Los Farelli. Rock and roll sin más aditamento con letras divertidas con temas mafiosos y metáforas entre el mundo del hampa y de la música. En la noche portuense pudimos escuchar “Una oferta que no podrás rechazar”, “16”, “Fat Tino”, “Llevo poco equipaje”, por cierto, mi canción preferida de ellos, “No es nada fácil” o “Durmiendo con los peces”.Los farelli Un repertorio que es relativamente sencillo de aprender, por lo menos los estribillos, y que hizo las delicias del público congregado en la Blanco y Negro, que no era poco, ya que la sala de la calle Ricardo Alcón presentaba una magnífica entrada, con un casi lleno.

La banda ofreció lo que mejor sabe hacer; una puesta en escena trabajada, muy guitarrera, con las dos Epiphone, la Flying V de su vocalista y “alma mater” Pete Farelli y la Les Paul de Fat Tino, el solista a las seis cuerdas, siempre apoyado a la poderosa pegada de su batería Mike Farelli, el solvente bajo Fender de Joe Farelli y la siempre estimable colaboración del Consigliere Raffaele Cristasole a la armónica.

Da bastante alegría ver que la gente responde ante formaciones que llevan el rock & roll por bandera y ver bastantes caras nuevas en esto de los directos, sobre todo gente joven que no en vano es quien tiene que mantener el mundo de la música en directo Los farellivivo, pues cada vez que uno llega a una sala se da cuenta que los congregados, muchas veces bastante pocos, somos gente que las canas, la calvicie y las arrugas asoman más de lo debido.

Así que queda claro que Los Farelli volvieron a dejar su impronta en otro nuevo concierto. Sonaran mejor o peor, en este, por ejemplo, la voz no se escuchaba demasiado, aunque a cambio las guitarras sonaron de escándalo, pero siempre serán divertidos, rápidos, eléctricos y una propuesta segura de diversión y de rock and roll. ¿Se puede pedir más para pasar una buena noche de sábado?

Por José Luis “El Director”.

*Fotos Jarret Abucha. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *