Reseña de Matt Pryor “Wrist Slitter” (Equal Vision-Artic Rodeo 2013).

Reseña de Matt Pryor “Wrist Slitter” (Equal Vision-Artic Rodeo 2013).
5 (100%) 1 vote

lfmd-Matt PryorLlevo años pensando que Matt Pryor;alma máter de bandas como The get up kids o The new Amsterdams, es uno de los músicos más infravalorados del indie norteamericano,algo inexplicable teniendo en cuenta la calidad de sus anteriores trabajos en solitario como “Confidence Man” (2008) o “Still there´s a light” (2012).

Con este “Wrist Slitter” ocurre lo mismo, un trabajo redondo lleno de arreglos y colaboraciones que hacen de este disco una verdadera  joya a pesar de apartarse un poco del sonido folk al que nos tenía acostumbrados en su faceta en solitario para acercarse más al pop-rock de bandas como Ted Leo and the Pharmacist o los mismísimos The get up kids,algo que queda patente nada más abrir el disco “The house hears everything” o el tema que le sigue “Kinda go to pieces”,dos temas cargados de energía y melodía a partes iguales y donde Matt Pryor nos deja claro que ha dejado el folk a un lado para rememorar viejos tiempos donde mejor  se mueve el músico de Kansas, el rocking-pop de melodía pegadizas y guitarras frescas.

El tema que da título al álbum “Wrist Slitter” lleva su propio sello,tema corto,toque sureño y un banjo;instrumento que tanto domina,nos recuerda lo que ha quedado de su sonido folk.

“Words get in the way” y “Before my tongue becomes a Sword” abren el capítulo de las colaboraciones, el primero nos recuerda a otra banda de la que formó parte Matt Pryor años atrás Reggie and the full effect,un tema pegadizo,riffs rockeros y la voz de Steve Soboslai(Punchline) en los coros, el segundo “Before my tongue becomes a Sword” es para mi el mejor tema del disco, con una intro donde Bob Nanna,quién fuera frontman de Braid y Hey Mercedes se encarga de las voces para dejarle sitio a Chris Conley (Saves the day),que si bien no es un portento vocalmente, le imprime una energía y  frescura a un  estribillo al más puro estilo The get up kids,como ocurre con “If I were a disguise” .

“As perfect as we´ll ever be” es el único tema que a quienes conocemos al artista desde hace tiempo nos recuerda  a sus anteriores trabajos en solitario,una balada dulce,sonido acústico y unos arreglos de chelos y violines preciosistas le dan calma a este disco tan movido.

“Foolish Kids” y “Say what you´re gonnasay” son la mejor prueba del giro que ha dado Matt Pryor en su faceta en solitario,apartandose de la calma que parecía necesitar tras acabar con The get up kids y aferrandose de nuevo al  pop-rock de guitarras desgarradas y estribillos enérgicos,si bien hace algún paréntesis entre tema y tema como ocurre con “So many Questions” o “There is no Us”que si bien no son cortes lentos si son algo más calmados,recordandonos mucho a los últimos trabajos que editó con su antigua banda como fue “On a wire” (2002).

Parece que Matt Pryor ha querido volver a lo que siempre fue,un gran compositor de canciones pegadizas,de riffs enérgicos y letras melancólicas cantadas alegremente,y lo deja claro cerrando el disco con “Won´t speak to me”un tema rápido y rockero donde parece volver a los orígenes.

A pesar de el poco reconocimiento como solista a  Matt Pryor siempre hay que hacerle un hueco en tu colección de discos,ya sea con este “Wrist Slitter”o con cualquiera de sus otros trabajos en solitario, nunca decepciona.

(Pedro Sánchez Cairón). 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *