CRÓNICA FESTIVAL SERIE Z | Jerez de la Frontera 1y 2 noviembre 2013

CRÓNICA FESTIVAL SERIE Z | Jerez de la Frontera 1y 2 noviembre 2013
5 (100%) 10 votes

En esta crónica intentaré resumir el festival Serie Z acaecido en la Sala Paúl de Jerez de la Frontera los días 1 y 2 de noviembre de 2013.

Para el abajo firmarte, sin duda, esta es la cita más importante en el calendario de conciertos en la provincia de Cádiz durante el año y como no podía ser de otra manera, poseía el abono hace ya bastantes meses. En líneas generales, buena afluencia de público, gran sonido de las bandas y todos esos intangibles que hacen tan especial este festival; ambiente, las barras, los músicos bebiendo con los asistentes… Un festival disfrutado al máximo, donde se ha vuelto a conseguir una calidad impresionante de bandas por parte de los organizadores y que he podido verlo desde primera fila en casi todos los conciertos, acompañado por Juan, Ismael, Marta, los autores de dos blogs referentes “en esta cosa del rock” como son Lolo García con su http://yellowsharkrock.blogspot.com.es/ y Carlos Tizón con su http://motelbourbon.blogspot.com.es/ y David Sayans al que debo las fotografías que ilustran esta crónica.

Pero tras los preliminares vamos a los dos días de intenso festival.

VIERNES 1 DE NOVIEMBRE

G.A.S. DRUMMERS

Les tocaba a esta emblemática banda jerezana el difícil cometido de abrir el Z de este año y desde luego que cumplieron el cometido con creces, con un G.a.s Drummersdirecto arrollador mezclando el punk con el rock y repasando su amplia trayectoria, aunque centrándose en su último álbum “We got the light” del que habría que destacar el tema homónimo, “Red carpet” o “Phoenix”. 45 minutos de temas cortos, no suelen durar más de tres minutos y medio, con la pegada de Rafa Camisón a la batería, Chuchi Cabral al bajo, la guitarra y la competente voz de Dani Llamas y la fuerza de la Gibson Firebird de Pablo Magallanes.

THE WHYBIRDS

Apenas tenía referencias de este trío británico, ya que no los pude ver en la edición del 2011 del Azkena Rock por coincidir con Brian Setzer. A pesar de su procedencia inglesa, su sonido es puramente americano fusionando elThe Whybirds rock con el country y sonidos similares. Sus cincuenta minutos se quedaron algo escasos y tuvieron el detalle de vender sus discos a 7 euros, por lo que “Cold blue sky” y “a little blood” que venían a presentar, imagino que tendrían buena aceptación y del que destaco “The crows caw”, “The cure” o el precioso “Morning light” de su anterior trabajo.

LYDIA LOVELESS

Tal vez por la terrible descarga de los Whybirds, por mi culpa al no estar Lidia Lovelessen exceso centrado, no me convenció el concierto de esta joven cantante norteamericana. Algo fría fue tocando los temas de su presentación “The only man” durante tres cuartos de hora, donde nos ofreció un repertorio country, folk y toques punk, en la onda de Hank III, salvando las distancias.

 

HEAVY METAL KIDS

Enormes. Una hora que pasó volando. Hard rock enérgico, con una actitud sobre el escenario impresionante que trasmite. Y es curioso, pues sus dos miembros originales; Cosmo y Ronnie Thomas dejan el peso de la Heavy Metal Kidsformación al guitarra Justin Mc Conville que con su Gibson Les Paul no paraba un instante, saltando, animando e incluso cantando “a capella” el “2 minutes to midnight” de Iron Maiden y al excelente vocalista Paul Menzi que nos dejó a los presentes atónitos con sus grandes dotes de front man. “Chelsea kids”, “Hangin´on” o los cortes de su “Hit the right button” como “Blow it all away” o “Hit the right button” consiguieron el éxito arrollador.

SEX MUSEUM

Me habían dejado muy buenas sensaciones este verano cuando los volví a ver, pero su hora y cuarto en el Serie Z será difícil de olvidar. Siguen sonando espectaculares, demostrando el por qué son una de las bandas Sex Museumreferentes del rock español garajero de los 90. Loza y Javi Vacas en el bajo y batería han mejorado una banda, con los grandes hermanos Pardo; Miguel y Fernando, como voz y guitarra y gran front man y Marta Ruiz en el hammond lo bordaron. Todo energía, buen hacer y calidad. “Smoke on the party”, ese increíble “mash up” de Deep Purple y Beastie boys dio paso a sus grandes éxitos tipo “I´m moving”, “Get lost” o “Two sisters”. En mi opinión, los madrileños fueron los triunfadores del viernes.

VALIENT THORR

Cincuenta minutos de espectáculo puro. Los había visto en un Sonisphere de hace unos años, pero su mezcla de heavy metal, punk yValient Thorr stoner no dejó a nadie indiferente. Son arrolladores los estadounidenses, una especie de Turbonegro enfadados con un Valient Himself desatado que acabó remando en la Sala Paúl con el público. Presentaban “Our own masters”, su nuevo disco, del que rescatamos varias píldoras como “Torn apart” o “Inmaculate consumption”. Espléndidos.

ULI JON ROTH

Plato fuerte de la jornada y durante su hora y veinticinco minutos dejó claro que es un excelente guitarrista y bien rodeado, con dos guitarras más, teclista, batería y una gran voz de Henning Basse (ex Metallium o Uli Jon RothFirewind), que estuvo lastrada por el predominio de la guitarra de luthier de Uli, único protagonista. Repasó algunos temas de su época con Scorpions y los suyos propios, pero me pareció distante y algo monótono, con solos interminables y demasiado técnicos. Imagino que para los guitarristas sería prodigioso. Por desgracia, a mi no me terminó de llegar en ningún momento.

 

SÁBADO 2 DE NOVIEMBRE

THE SMOKERS

Abrían fuego los de Estepona con su sonido fronterizo. Correctos en sus cuarenta y cinco minutos de actuación donde nos ofrecieron mucho de The Smokerssu último trabajo “Dirección sur” y que sirvió de un buen preludio a todo lo que llegaría a continuación. Concierto con encanto, ya que anunciaron que se retiraban por tiempo indefinido.

 

 

THE WESTERN SIZZLERS

Gran sorpresa este veterano cuarteto de Atlanta que practican un rock & roll con toque sureño, muy en la línea de The Georgia Satellites. Y no es de extrañar porque entre sus guitarristas, además del gran Nicky Ford,The western Sizzlers podemos encontrar al ex de la banda antes mencionada Rick Richards. Cincuenta minutos donde nos ofrecieron cortes de su reciente “For ol´time sake” donde destacamos la buena interpretación vocal de “One more beer” o “I´ll die a happy man if it kill me”.

 

 

THE HANGMEN

Otros que arrasaron en la edición de este año. Su excelente punk rock gustó… y mucho, con un Bryan Small muy personal con su voz y guitarra y The Hangmenuna gran banda con la Gibson Les Paul del barbado Thee Jimmy James, la batería de Dino Guerrero y la solidez y temple de Angelique Congleton en el bajo y los coros. Una hora donde ofrecieron lo mejor de su amplísimo repertorio con temas tan magistrales como “Cry,cry,cry”con el que comenzaron, “Homesick blues” o “The devil” y “Russian roulette” con el que terminaron directo. Unos grandes.

 

LOS CORONAS

La gran sorpresa positiva de la jornada. Los madrileños sorprendieron con su surf rock fronterizo e instrumental pero muy entretenido gracias a las impagables “parrafadas” de su líder Fernando Pardo, a su vez guitarra deLos Coronas Sex Museum. Y no fue el único que repitió en la otra banda madrileña, pues Javi Vacas y “Loza” también militan en ambas formaciones. Divertidos y con calidad innegable versionaron desde Dick Dale, los Stones a Marisol y Los Brincos, aparte de sus propios temas como “Rockaway surfers”, un homenaje a Los Ramones o “Knights of Telstar”.

 

THE DEL LORDS

Uno de los platos fuertes de este año. Los neoyorkinos venían a presentar su reciente “Elvis Club”, una maravilla con píldoras tan efectivas como “When The Del Lordsthe drugs kick in”, “Princess” o “Chick man”. Carácter en la voz y guitarra de su líder Scott Kempner que nos transportó al mismo corazón del Bronx. Homenaje a Lou Reed con una versión muy especial de “I waiting for the man”. Hora y cuarto de absoluto deleite.

 

PAT TRAVERS

Está claro que el canadiense es uno de esos guitarristas influyentes en el hard rock, pero sin restar un ápice a su indudable calidad, me sucedió lo mismo que con Uli Jon Roth, el día anterior. No terminé de entrar en su concierto, algo frío y con solos en exceso largos. Es culpa mía. No lo dudo. Aún así, su cerca de hora y media de actuación gustó bastante al respetable, congregado en masa.

THE DICTATORS NYC

Un grupo grande, muy grande. Eran el cabeza de cartel y lo demostraron de sobra. Una hora y cuarto de comunión perfecta con el público, muy conjuntados y “atacando” sus clásicos imperecederos como “Avenue A”, “Who will sabe rock and roll?”, “Stay with me” o el “New York, New York” dedicado a Lou Reed. “Handsome” Dick Manitoba sigue siendo con los The Dictators años un front man excepcional e hizo que los asistentes no parasen de bailar y empujarse en un frenesí diabólico, un éxtasis simultáneo. Pero la banda es Ross “The Boss”, un rey del heavy metal, a la guitarra, Daniel Rey en las otras seis cuerdas,  Dean Rispler al bajo y J.P. “Thunderbolt” Patterson a la batería. Para coronar su actuación, apareció el miembro fundador de Dictators y líder de The Del Lords Scott Kempner, para convertirlo en algo muy especial, que no olvidaremos los que asistimos a un recital que les convirtió en los grandes triunfadores. Por algo son de los grupos más importantes del punk americano.

 

Por José Luis “El Director”

Marcar el Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Kalimotxo Refresco Txabalería

    Fenomenal la krónika, Jose Luis, enhorawena. Sólo un par de humildes apuntes (desde el kariño, komo siempre): no tokaron ni “Message” (Heavy Metal Kids) ni “Had a girl” (The Hangmen). Por último, kalifikar komo “terrible descarga” el koncierto de los Whybirds y simplemente komo “correcto” el de los Smokers… en fin, es lo bonito del rock, k komo dicen en mi tierra, pá gustos los likores 🙂 Fuerte abrazo, figura.

  2. Muchas gracias por el apunte y por tus palabras.Lo modificaremos en breve.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *