CRÓNICA CONCIERTO DIRTY NAMES | Sala Supersonic | 1 Marzo 2013

CRÓNICA CONCIERTO DIRTY NAMES | Sala Supersonic | 1 Marzo 2013
5 (100%) 3 votes

Arrancaba el mes de Marzo con la visita a la Supersonic de la banda estadounidense Dirty Names, una semidesconocida agrupación que tocan un rock & roll, de corte clásico y gran calidad.

Con tan solo dos ep y el disco “Double your pleasure”, se presentaban en Cádiz los de Maryland, con magníficas críticas y buena afluencia de público en el resto de numerosas fechas en su amplia gira por España y Europa… pero para no perder la costumbre, solo unas veinte personas disfrutamos de uno de los más sobresalientes conciertos de este primer trimestre del año.

Una buena mezcla de rock fusionado con blues, toques country en un sonido que inmediatamente recordaba a los míticos The Rolling Stones. Una joven banda encabezada por su voz y guitarra rítmica Harrison Cofer, provisto de una notable capacidad vocal y que, a mi juicio, tenía más de un parecido a Mick Jagger, dos solventes instrumentistas en el bajo y la batería como Sam Wetterau y Matt Rose y un proyecto de “guitar hero” llamado Kit Whitacre, que sumaba a su virtuosa técnica, una portentosa actitud.

En su hora y veinte minutos de actuación nos deleitaron con una colección de temazos de cosecha propia encabezados por “Salt water Jackie”, canción que les lanzó a la fama al ganar un concurso musical y “Puppy Love”, tema con el cual los descubrí. Del resto destaco “Don´t try making a move”, “I don´t care”, “I get by”, con un punteo que recuerda el “Free Bird” de Lynyrd Skynyrd, “Hot are on fire”, un homenaje a los Stones llamado “Mr. Satisfation” o “Rock and Roll mind control”. Incluso Harrison Cofer se atrevió a decir unas palabras en español y tocar un corte compuesto hace seis años en Sanlucar de Barrameda.

Es decir, concierto que tuvo grandes dosis de música perpetrado por una de esas bandas que le auguramos un gran futuro. Seguro que las pocas personas que presenciamos la actuación de “Dirty Names” no los vamos a olvidar y como últimamente y de forma desgraciada termino ójala llegue un día de estos donde la gente se anime a disfrutar de la música en directo. Pienso que bandas como Dirty names bien lo merecen.

Por José Luis “El Director”. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *