CRÍTICA FESTIVAL SERIE Z | Sala Paul | Jerez de la Frontera

CRÍTICA FESTIVAL SERIE Z | Sala Paul | Jerez de la Frontera
Valora nuestra página

Vamos a intentar sintetizar en esta crónica, lo sucedido en el Festival Serie Z que tuvo lugar en la Sala Paúl de Jerez de la Frontera  los días 2 y 3 de Noviembre de 2012.

Lo primero que tenemos que destacar es

la calidad de los grupos y es que a más de uno sorprenderá que casi todos los conciertos estén bastante bien valorados, pero puedo asegurar que pagamos religiosamente el abono como el resto de las aproximadamente 600 personas que pasaron por taquilla y que no conozco personalmente a los organizadores del evento, aunque desde aquí quiero expresar mi felicitación y admiración por el excepcional trabajo que realizan a lo largo del año, en materia de conciertos y bandas que han pisado la Bahía de Cádiz.

También es de alabar el magnífico trabajo de los técnicos de sonido, ya que prácticamente todos los directos sonaron muy bien y hay que destacar el comportamiento del público, ya que no observe ningún incidente reseñable, salvo ver a distintas bandas conversando (y bebiendo) con las diferentes personas congregadas en la sala o las distintas barras, lo cual es un lujo rara vez al alcance.

Bien, pues sin más dilación vayamos a lo acaecido en el festival.

VIERNES 2 DE NOVIEMBRE

ARENNA

Los encargados de abrir el festival fueron estos vitorianos que cabalgan entre el stoner rock y las letras en inglés. Sonido contundente y algo sucio y de lo escuchado destacamos el tema “Receiving the Liquid Writings” que gustó bastante. Arenna sirvió como un estupendo aperitivo a lo que no tardaría en llegar.

PONTUS SNIBB 3

El nombre de este trio de power pop con ecos desde Los Who a ZZ Top o Van Halen, se debe al nombre de su líder Pontus Snibb, a la sazón también el guitarra y voz de los Bonafide. Los suecos suenan de forma extraordinaria y en los 45 minutos de actuación fueron disparando balas de sus discos “Admiral street recording I” y “Admiral Street recording II” y en especial su último trabajo “Loud Feathers”. Este era uno de los conciertos que esperaba con mucho interés, tras la fantásticas sensaciones que me transmitieron en el pasado Azkena Rock. No defraudaron. Uno de los mejores del viernes.

SCOTT H. BIRAM

El siguiente en aparecer por el escenario de la Sala Paúl fue el tejano Scott H. Biram, con la sola compañía de sus múltiples guitarras. Un estilo curioso entre el blues y el country con pinceladas punk, intentando presentar su desconocida música a los pocos asistentes, pienso que fue una de las actuaciones menos  multitudinarias del festival, entre los que me incluyo, aunque comprobé que el estadounidense tiene por lo menos seis discos a la venta.

BONAFIDE

Y llegamos a los triunfadores del viernes, en mi opinión. Los chicos de Malmoe convirtieron su concierto en una fiesta. Hard Rock tipo AC/DC muy clásico, con la extraordinaria voz y guitarra de Pontus Snibb muy bien secundado por el bajo del andrógino Martin Ekelund, la afilada guitarra de Mikael Fässberg y la potente batería de Niklas Matsson. De su genial concierto destacamos temazos como “Hard livin man”, “Dirt bound” o la canción con la que finalizaron; su exitazo “Fill your head with rock”. Si a esto se suma, que hacen los coros como pocas bandas y   que no pararon de animar en el escenario y fuera de él, bebiendo, charlando y fotografiándose con aquel que se lo pidiera, el resumen es el dictado al inicio de su reseña. Lo único malo, es que la hora de actuación “voló” y mucha gente se quedó con ganas de más, me vuelvo a incluir.

KENTUCKY BRIDGEBURNERS

Otra banda que me asombró fueron el nuevo proyecto de la voz de Nashville Pussy y es que la mezcla de rythm and blues, góspel y hard rock agradó a la mayoría de los presentes. Atacó con contundencia, sobretodo su disco “Hail Jesus” del cual destacamos el tema homónimo , “Don´t knock” o “Look it up in the bible”. Otra hora de absoluto deleite y seguíamos en una calidad musical asombrosa.

LEAF HOUND

Primera visita a España de la banda británica capitaneada por Peter French, que acababa en el Z con la gira 40 ANIVERSARIO de su disco más famoso, el “Growers of mushrooms”. Músicos muy competentes y una de esas voces que surgían en los setenta, me llevaron a pensar que grupos como Leaf Hound, tuvieron la mala suerte de ser condenados al ostracismo, por esos “monstruos” que aparecieron en aquellos años.

FLAMING SIDEBURNS

El siguiente turno fue para estos inclasificables finlandeses con cantante argentino. Rock muy eficiente sin demasiados alardes, basado en la presencia escénica de Eduardo Martínez que se arrojó al público en varias ocasiones, “hizo el pino” durante bastantes segundos e incluso acabo colgado de la estructura superior peligrando su integridad. Correctos, sin más.

MARTIN TURNER´S WISHBONE ASH

El cabeza de cartel del viernes eran unas leyendas como Wishbone Ash con su rock de calidad, no en vano fueron los inventores del término guitarras gemelas. Y los de Devon atacaron clásicos como los contenidos en esa obra maestra llamada “Argus” (1973), “Wishbone Four” o “Illuminations” y canciones como “Blowin free”, “The pilgrim” o “Lady Jay” que impactaron a la concurrencia deseosa de saborear temas tan añejos como imprescindibles.

 

SABADO 3 DE NOVIEMBRE

 

SOUL JACKET

Siento decir que no pude ver la actuación de Devil´s Dandruff y mi entrada en la Paúl coincidía con los gallegos Soul Jacket, una banda de rock con tintes americanos que sonaban bastante bien y que fueron descargando en sus 45 minutos los temas contenidos en su álbum “Wood mama”.

IGOR PASKUAL

Otro de los exponentes patrios en el Z, fue el asturiano Igor Paskual. Antiguo componente de “Loquillo”, la verdad sea dicha, es que sonaba parecido al músico barcelonés. Canciones muy frescas con letras sobre el alcohol (“Bebemos”), la actualidad como en “Pierdo la calma” o “El peor novio del mundo” que junto con una actitud desenfadada sirvió de preludio a lo que vendría luego.

VANDERBUYST

Otros que se fueron de Jerez con un “montón” de nuevos seguidores y es que algunos sostenemos que estos jóvenes holandeses tienen un futuro asegurado en hard rock o en el heavy metal. 45 minutos donde nos presentaron sus dos geniales LP´S; ”Vanderbuyst” y “In dutch”. Tres virtuosos “melenudos” que asaltan los oídos desde las primeras notas y arrasan el escenario con una potencia sonora inusitada. Para muchos, de lo mejor que pasó por la Paúl. A esto hay que sumar que también aportaron bastante fuera con una sincera simpatía con el respetable.

WHITE COWBELL OKLAHOMA

Mi gran descubrimiento. Una banda de rock sureño de corte clásico, con sus grandes sombreros tejanos, su base rítmica de bajo y batería, tres guitarras, de las cuales una es la voz y otra una señorita, con lo raro que es ver una mujer en este tipo de grupos y una especie de animador tocando el cencerro blanco que da nombre al grupo y otro negro que sirve de lanzallamas. Destaco las canciones de los dos discos suyos que me compré y que me han parecido extraordinarios; “Buenas Nachas” y “Cencerro blanco”. Y si musicalmente son fabulosos, su puesta en escena fue de las que no se olvidan, cantando en medio de la sala o invitando a “chupitos” de Jäger en mitad del concierto. La gran sorpresa y uno de los mejores directos del día.

JIM WILSON

Tras el huracán sureño, le tocaba el turno al líder de los Mother Superior, Jim Wilson.  Rock que no se aleja de lo que hacía antes y que con temas tan buenos como “Killer”, “Bleeding” o “Let it run thought you” hizo disfrutar a una parroquia todavía anonadada por lo visto antes y recargando fuerzas para la “traca” final.

DAN BAIRD AND THE HOMEMADE SIN

Continuamos con el rock de calidad, con la nueva banda del “alma” de los Georgia Satellites”. Canciones de muchos quilates y versiones desde Lou Reed a Los Ramones, muy basado en la contundencia guitarrera de Dan Baird, tipo que de haber tenido mejor suerte hubiese pasado a la historia, porque talento tiene a raudales.

WARRIOR SOUL

Otro grupo que transita entre el rock duro y el heavy metal. Los americanos Warrior Soul han tocado en sitios como el festival de Donington o haciendo gira con los Queensryhe. Sonaron muy sucios y aunque no lo hicieron mal, su voz Kory Clarke estuvo en exceso “divo”, pagando una infantil caída al inicio de su directo, con los técnicos de sonido o los asistentes. Una pena.

Y&T

Los de Dave Meniketti eran el principal reclamo de esta edición del Serie Z, ya que venían presentando el 30 aniversario de su disco más celebrado; el “Black Tiger”. Y no decepcionaron. En dos horas y diez minutos de actuación, demostraron el altísimo nivel de la banda con temas inmortales como “Black tiger”, con la que comenzaron, “Forever”, con la que finalizaron, “Midnight in Tokyo” o “Contangious”. Un soberbio colofón, a un Serie Z que no ha desagradado a prácticamente nadie de los asistentes.

por José Luís “El Director”. 

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

2 comentarios

  1. Mi mas sincera felicitaciones al autor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *