CRÍTICA CONCIERTO MANITOBA | Cádiz Sala Supersonic

CRÍTICA CONCIERTO MANITOBA | Cádiz Sala Supersonic
Valora nuestra página

Resumir lo acontecido en la Sala Supersonic de Cádiz tras el huracán dejado por Manitoba y Rory Kelly Triple Threat en su concierto del pasado lunes 8 de Octubre de 2012 puede resultar tarea nada fácil.

Lo primero sorprendente era ver a distintos miembros de la banda neoyorkina esperando en la puerta bebiendo unas cervezas y conversando con la gente que esperaba en la puerta de la sala gaditana. Eso avecinaba algo importante, un concierto especial.

A las 22.30 salía el excelente guitarrista Rory Kelly en formato trío para deleitarnos con un hard rock con marcado acento de rock sureño en 45 minutos donde degustamos temas de su último disco “Don´t shame my family tree”. De su concierto destacamos los temas “Family Tree”, “Baby please don´t go” y unas excelentes versiones de Uriah Heep o los mismísimos Uriah Heep. Además el ex guitarrista de Crank County Daredevil nos sorprendió con su manejo de las seis cuerdas, permitiéndose el lujo de tocar con una cerveza, una baqueta o un mechero en actitud de Guitar Hero total. Una pasada.

Pero si Rory Kelly fue magnífico lo que vino luego es sin duda uno de los mejores conciertos en sala que he visto en mi vida. Nada menos que los míticos Dictators. Y es que por problemas con los derechos con el anterior bajista se hacen llamar Manitobas, pero la banda la forman tres miembros originales como J.P. Thunderbolt a la batería, Ross “the boss” Friedman (también ex miembro de Manowar) a la guitarra y Richard “Handsome Dick” Manitoba como front man. A esto hay que sumarle a Dean Rispley al bajo y nada menos que al último productor de los Ramones; Daniel Rey a la guitarra rítmica.

 

En 1hora y veinte minutos que duró su actuación “volvieron del revés” la Supersonic, ante las aproximadamente 150 personas que extasiadas contemplábamos a escasos centímetros como iban tocando himno tras himno sin cesar: “Pussy and Money”, “Faster and Louder”, “NYNY”, “Avenue A”, “Baby let´s twist” hasta llegar a un momento de asombrosa intensidad con la estratosférica “Who will save rock & roll”. Si a esto le sumamos unas demoledoras versiones de MC5, Flaming Grovies y el “California sun” de The Rivieras para finalizar podemos entender por qué estamos hablando de una de las bandas más importantes que ha dado el punk rock en toda la historia de la música, con permiso de los Ramones. Y es que los Dictators son algo de otro planeta.

Por Jose Luis «el director». 

Marcar como favorito enlace permanente.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *